15 junio 2006

rewing

Y bien, por fin he encontrado el límite,
mi límite y ayer me asusté.
Menos mal que estabas cerca,
menos mal que me escuchaste,
menos mal que me sacaste a flote.
Pero hoy vuelvo a tener miedo,
miedo de dejarme olvidado el billete de vuelta
y quedarme en el de ida...
No quiero estar sola
y necesito otro tipo de ayuda que me tranquilice,
que saque de mí ese "algo" que tanto daño me hace
"eso" que me consume por dentro, en silencio,despacito.
Quiero que sea la última vez y busco ayuda,
aunque me convierta en una persona impersonal,
inanimada, inútil.
algo pequeño y redondo consigue nublarme la vista
los sentimientos y me deja K.O.
y todo esto para qué para no darme cuenta del tiempo,
de las cosas buenas que están a un lado al otro,
de momentos de risas de momentos...¿tristes?
quizás no debí suprimirlos, quizás debieron quedarse conmigo
y así no me arrepentiría de todo lo que me nubla la vista y no veo.

1 comentario:

La rubia del fondo dijo...

Que sigas escribiendo es un síntoma de que sigues viva. Da igual que pases unos días en una nube, a veces viene bien para aclarar las cosas, saber qué es lo que quieres y qué es lo que no quieres. Pero las nubes solo están bien para una temporada, mientras puedes seguir chillando, gritando, pedaleando en bicicleta hasta quedarte exhausta, subiéndote en la moto conduciendo hacia ninguna parte. Cuídate mucho y pide que te cuidan.

Pedir no es tan difícil. Y si quieres que te cuente algún chiste o alguna anécdota de mi circo de vida, llámame. Para lo que quieras.

un muxu