09 marzo 2008

Aire limpio


Asomada en la ventana,
enciendo el único cigarrillo
que guardo en mi cajón,
para fumar todos
y cada uno del los recuerdo.

Dejo que caiga la ceniza
en mis pies
y los sacudo para deshacerme
del último resquicio que
pueda quedar en mí.

Cojo una bocanada de aire limpio,
cierro los ojos
y después de girar el cuello
para descontracturar
todas mis vértebras,
vuelvo dentro del salón,
me tiro en el sofá
y descanso mi última hazaña.

5 comentarios:

More Baker dijo...

Vaya amiga esto te quedó genial. A ver si encuentro la palabra que resume lo que siento: ¿brutal? hay insolencia en tus versos, me encanta eso!!

More Baker dijo...

Linda, gracias por tus buenos deseos... sí ya estoy mejor por fortuna.
Un brazote para tí

nickjoel dijo...

a veces con el humo se van sensaciones o reviven emociones muchas veces olvidadas..... bello escrito, tu blog es una oda al sentimiento puro...me encanta....

alkerme dijo...

Me pareció toda una metáfora... fumar recuerdos... a veces hay que fumárselos pero aún así continuan donde mismo, no se van con el humo, siguen ahí.
Saludos

RIPP dijo...

me gustó la manera que tienes de evocar el pasado.

Saludos