20 enero 2009

a medias...

...y rozando lo imposible,
lo posible,
apareciste detrás
de aquel vidrio empañado.

2 comentarios:

MARISA dijo...

las cosas que andan rozando tanto ambas cosas, van cargadas de peligro, con un sólo empujoncito se terminan de decantar. Qué feo el título :P

alkerme dijo...

Preciosa aparición...

Besos