02 marzo 2009


Se quedó un cachito de mí

en la estación,

al lado de tu mirada

buscando el último adiós.


Se quedó parte de mis labios

en tu boca,

de gastarnos a besos

y la yema de tus manos

en mi espalda

tantas veces recorrida.


Rebobino una y otra vez

la cinta de mi memoria

donde dejaste grabada

la melodía de tu sonrisa

y el acorde de tu nuca.

4 comentarios:

Arrítmica dijo...

Nena.. eso lo tendras que repetir no? Un momento increible y mi imaginacion se pierde..Brindo por tu momento :)

Arrítmica dijo...

Creo que esa espalda necesita mas yemas, y no precisamente las de Santa Ana :)

MARISA dijo...

uis suena a momento musical, nu sé así como con mucho ritmo :P, así tipo percusión se se se! :-) un beso, muá (y que se repita!)

alkerme dijo...

Muy bueno.

Besos