05 mayo 2009

5 de Mayo



un dolor intermitente
se apodera de mí
en las tardes impares
y en los días de sol.

Brisa fresca
abriéndose paso
por el sofocante calor
de tu cuerpo,
me deja recuperar aliento
y reseteo mis adentros.

Hoy
ya no toca endulzarte el día,
ni regalarte noches en vela.

Es momento de cerrar
el candado de la caja
de tus recuerdos.


9 comentarios:

Arrítmica dijo...

Y fluir... sentir.. respirar... vivir.

Angie dijo...

y mejor aún es el momento en que ni siquiera hace falta candado para cerrar la caja...

Besos. Angie.

Dédalus dijo...

A veces hay que cerrar cajas con candados, igual que arrancar páginas, cuando algo, muy dentro de ti, no te las deja simplemente pasar.
Cualquier cosa para sobrevivir, es decir: para vivir.

Un abrazo, Kresala.

Mayte dijo...

Bikos que arrulen el dolor ...y palabras que refresquen tu alma...siempre niña.

Abrazos muchosss

anoniMATA dijo...

pero si escribes ésto es que la caja no está cerrada del todo, éso será cuando la indiferencia llegue

alkerme dijo...

Estoy con Dédalus, a veces hay que cerrar cajas, puertas o lo que sea... y esperar un rato tranquila buscando sosiego...

Besos, Kresala

Mayte dijo...

Espero que vaya todo estupendo niña...un abrazo fuerte y buen fin de semana!!

Bikos-musus.

lobo dijo...

El dolor es una parte tan importante de la vida que, se preocupa de mantenernos vivos hasta que estamos lo suficientemente cómodos para abandonarlo.
besos de lobo, vecina

marisa dijo...

nena..estamos a 16..nos inspiramos o queee?? muá