16 julio 2007

Infinito


Como se alargan los segundos,

cuando no estás aquí.

Como ciega la noche

si no te tengo a mi lado.

Hay que ver cómo duele el abrazo

cuando acompaña a un adiós.

Que doloroso es recordar

el último beso

y la última canción.

7 comentarios:

Azul dijo...

La nostalgia de quien amamos, el mimo y la compañía siempre se hacen presentes en las ausencias. Aunque sean breves.

Musu bat...niña.

HOMERO dijo...

Te he leído y me hace daño; estoy todavía sensible al dolor de su ausencia y a la traición que encierra. ¿Puedes decirme por qué me dejó? disculpa...H.

libertad entre rejas dijo...

quien te deja no te merece y si te merece, se equivoca.
besos!

Azul dijo...

Yo también tengo un infinito....te dejo musus para el finde...

Indigo dijo...

consolemonos pensando que en algun momento el recuerdo deja de ser doloroso y hasta hace sonreir ( o asi deberia ser ^_^)

libertad entre rejas dijo...

Azul, muxus también para tí, disfruta del fide.
Indigo, yo creo que un recuerdo siempre es doloroso si lleva dolor, o por lo menos a mí me resulta muy difícil sanearlo.
Besos

HOMERO dijo...

Que pases un feliz domingo. Un beso. H.