16 febrero 2008

I

Te recuerdo
y me quema por dentro
cada sentimiento,
cada imagen
que sigue tatuada dentro de mí.

Todo tan lejano,
todo tan presente,
todo tan pasado,
todo tan latente.

Noches quemadas
llenas de horas,
transformadas en minutos.

Besos ocultos
tras cualquier bar,
detrás del día
en mitad de nada.

Playas andadas
y caminos borrados,
mareas que suben
y mis intentos
por que no bajen.

Explosiones de sabores
y juegos banales,
dudas razonables
y respuestas absurdas.

5 comentarios:

Fini dijo...

:-)

LUCERO dijo...

vivir con los recuerdos no es vivir, pq no te dejan abanzar y mas cuando te estan afectando.

libertad entre rejas dijo...

Tengo que aprender a borrar los recuerdos, alguien tiene un manual???

besos para las dos.

Barrabás-Barrabás dijo...

Este tiene unos versos deliciosamente nostalgicos, pero poeticos.
Un saludo y un beso.

Marisilla dijo...

Hay veces que parece que todo lo vivido fue mentira. Pero sólo es fruto de la desilusión del momento. Creo que hay que aprender que todo lo pasado que nos hizo felices no fue una alucinación, sino real. Las cosas pasan, el presente es presente y es distintos al pasado, cierto, pero no por ello ese pasado dejó de existir. Yo siempre intento recordar todo lo bonito y no dudar de lo que fue, sino plantearme qué será.

Como dice una canción de Pancho Céspedes:

"Todos dicen que la ausencia es causa de olvido,
y yo te aseguro que no es la verdad,
pues desde el último instante que pasé contigo
mi vida parece llena de crueldad. Tú, te llevaste en tus labios
aquel beso sagrado que yo había guardado para ti...
Tú, aunque estemos muy lejos,
llorarás como un niño
buscando el cariño que te di..."

Besos románticos.