08 febrero 2009

echar a volar



No sé si es un adiós
o un hasta luego,
siempre me quedará
la duda de lo que hubo
sin vernos,
sin tocarnos
pero necesitándonos.
Me levanté sin ganas de volar,
supongo que hay días
en los que necesito
un café contigo.

4 comentarios:

MARISA dijo...

puedes volar.. sí.. aunque los pájaros que van anillados, siempre tienen un vínculo de unión con su anillador.. eso no hay quien lo cambie.. al menos es mi caso, además hay pájaros que son "mu pa mí", pero que los dejo, respeto que se quieran ir, porque hay un mundo mucho más maravilloso fuera de mis manos, donde están más agusto.. buena suerte wapa

V dijo...

Dicen que más vale pájaro en mano que ciento volando... ¿Qué opinará la experta? Yo creía que su especialidad era justo lo contrario...

A veces hay que saltar al otro lado del río, aun a riesgo de mojarnos un poco... porque jugar en esta orilla nos puede hacer resbalar y caer igualmente al agua, solo que sin llegar al otro lado...

Ánimo. No sólo las golondrinas volverán en tu balcón sus nidos a colgar...

Arrítmica dijo...

En realidad me quede sin palabras.. al menos por aqui.
besitos

alkerme dijo...

Hay días que uno se levanta sin ganas de volar, lo bueno es que sigas necesitando un cafecito...

Un beso