03 febrero 2009

Locura

Recorriendo mis pasos
olvidados anteriormente
por aquella gris ciudad,
me dejé arrastrar por ti.
Arranqué el reloj de mi muñeca
y tu respiración
puso los segundos en mi vida.
Ahora que te has ido,
busco en cada recuerdo
en cada rincón de mi mente
intentando recordar
el último roce de tu piel,
el olor de tu pelo
o las caricias de tus dedos.

4 comentarios:

Arrítmica dijo...

Eso que te llevas so CHULA! y que lo viva Ud por mucho tiempo (las sensaciones) ayyyy

alkerme dijo...

Muy bonito.

A veces si recordar hace daño, amiga, hay que olvidarse de recordar...

Besitos

timidez verde dijo...

los recuerdos son los únicos que no se van a marchar, sólo si tú quieres. Oso polita idatzi duzuna. muxu

MARISA dijo...

pues cierra los ojos, y veras como te llega cada sensación, cada caricia de sus dedos y cada caricia.. y vive un tiempo, solo un tiempo de ellas, corto tiempo estoy segura que es cuestión de muy muy muy poco que las vuelvas a tner, que te lo digo yo que tengo una bola de cristal!