03 octubre 2006


La melancolía no se puede controlar,
es un sentimiento que te invade de los pies a la cabeza
y te sumerge en una tristeza absoluta
cuando menos te lo esperas,
cuando piensas que todo tiene sentido
que eres feliz.
Te hace cuestionarte hasta lo más básico,
lo más imprescindible de cada día,
levantarte o no de la cama,
enfrentarte al mundo,
mirar de frente a tod@s
e intentar dibujar la mayor sonrisa
después de responder a la pregunta
-¿estas bien...?
En realidad,
¿a quién le importa?
¿quién se molesta en decirte algo agradable?
¿en coger el teléfono cuando estas al borde del abismo?

2 comentarios:

La rubia del fondo dijo...

A mí sí que me importa
Muak!

libertadentrerejas dijo...

gracias!!!
oye no ha estado nada mal lo del body combat, ya tengo ganas de que llegue el jueves.
gabon!