31 octubre 2006

réplica

Todos nacemos a cuatro patas,
nos ponen maderas encima
y hacen de nosotros sillas vacías
que vagan por el mundo
buscando a alguien
para ser ocupadas,
o por lo menos a eso nos enseñan...
Una vez alguien aposenta el culo encima,
ya estamos tranquilos,
por fin tendremos calor en invierno.
Triste filosofía de vida...

1 comentario:

La rubia del fondo dijo...

Pues sí, triste filosofía de vida, pero grandioso que lo hayas colgado en el blog.

Que alguien me ponga el culo encima!!