30 abril 2009

Agua




Hablar bajo el agua


e intentar tragar saliva


cuando no hay aire


ni tregua,


me sumerge en la impotencia


ahogada en llanto


e impide el flote


de mi cuerpo inerte.

6 comentarios:

Arrítmica dijo...

Buena descripcion, cuantas veces me habré sentido asi...


Pero hija.. yo por mucho que he querido ponerme en el papel, solo te he imaginado bajo el agua en la ducha y ezo...
Sorry sorry!!! ajajajjaa

marisa dijo...

me encanta nadar y el agua, pero a la vez me provoca mucha presión y agobio ver cómo no me permite hacer muchas cosas dentro de ella, y es entonces, cuando cambio de hábitat y salgo a andar, un poco como hicieron los peces cuando decidieron evolucionar a reptiles.

Mayte dijo...

El agua tiene el efecto mágico de atraparnos como algas...enredadas en su furia o calma...nos alivia nos ayuda...nos hunde.

Muy hermoso niña...me alegra volver a compartir espacio desde mi nueva ventanita a la tuya!!!

Musus y biikiños pa ti :D

Bruma dijo...

Bueno yo eso lo intento hacer de vez en cuando, cuando la mar me deja pero a 20 metros..
saludos desde mi planeta.
Kpax

anoniMATA dijo...

Lo mejor para recuperarte, la respiración boca a boca

alkerme dijo...

Sólo un besito,