17 abril 2009

Salpicando días a media luz

Cuando el tiempo
transcurre a sus anchas,
sin tregua,
sin descanso.
Cuando los rayitos de sol
aparecen tras las nubes.
Cuando la ceniza
del cigarro liado con recuerdos,
cae sobre la mesa,
entonces,
sólo entonces
soy capaz de borrar tu recuerdo.
Mientras tanto
el vino
que se torna más rojizo
que nunca
aliviará mi noche de luto.

6 comentarios:

Angie dijo...

lo malo de ahogar las penas en el vino, en este caso, las noches de luto, es que las más puñeteras, flotan, las hijasdeput... :S

Un beso. Angie.

(pásate a leer mi último post, que lleva sopresita, ya verás...)

Laiya dijo...

Ya hacia tiempo que no me pasaba a leerte, un abrazoooooo

MARISA dijo...

a ver.. como fumeteo mucho, se me cae la ceniza muchas veces en la mesa..sumemos: en sevilla hay muchos rayitos de luz, y bebamos una cerve en vez de vino..y que se cambie la noche de luto a una de juerga no? mil besos reina muá

anoniMATA dijo...

y esa publicación que has quitado? mmm...

Arrítmica dijo...

Entonces tiraremos pal Orujo! na de Vino.. no no no. Y solo con la compañia adecuada...

MARISA dijo...

el blogroll es un chivato...

jajajajajajajaja [ains que arte]