19 septiembre 2006

Todavía no recuerdo cuándo perdí tu olor
y dejé de oír tu voz.
Nuestras citas se espaciaban en día sí, día no.
No sé si fuiste tú quien dejó el último mensaje en mi contestador
o fui yo quien te visitó por última vez.
Dudo sí quizás nunca debí conocerte
o si dejé de hacerlo demasiado temprano.
No sé si te di suficiente
o me quede a medio gas.
Tenía miedo de impregnarme de tu cuerpo
y no olvidarlo tan fácilmente.

1 comentario:

La rubia del fondo dijo...

Que no tenga título... duro, duro